EJERCICIO 3 DEL LIBRO “642 COSAS SOBRE LAS QUE ESCRIBIR”

Una planta de interior se está muriendo. Explícale por qué debe vivir.

¿Cómo voy a explicarte por qué debes vivir? Ni siquiera puedo darme buenos motivos y convencerme de ello a mí misma. Aunque quizá tú aportes más al mundo.
Al fin y al cabo aportas oxígeno y, aunque te parezca que solo eres una planta casera insignificante entre todas las plantas del mundo, haces la diferencia. Incluso los árboles más grandes fueron pequeñas plantas algún día.

Una pequeña diferencia siempre importa. Imagina que nadie hiciera nada bueno en el mundo porque como solo es un pequeño acto de una pequeña persona que no va a notarse. Sin duda el mundo sería un lugar peor. Nadie sonreiría, nadie daría las gracias, nadie daría una moneda a un mendigo, nadie haría un favor… Todos aportamos algo, pero cada uno dentro de sus limitaciones y capacidades.
Casi te oigo decir que por qué no me lo aplico, pero esta conversación no va sobre mí, va sobre ti, no soy yo quien se está muriendo, de hecho sigo luchando por vivir, un poco contra mi voluntad.

Quizá lo que necesitas es un cambio de aires, salir de este cubículo y echar raíces lejos de aquí.
Quizá te tengo aquí contra tu voluntad, creyendo que te cuido y solo te ahogo.
Suele pasar, ¿sabes?

Suele pasar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s