No hay que encariñarse con la piedra

Si cada vez que volviste fue para hacer daño

Si cada palabra que dijiste fue un engaño

¿Qué sentiste la última vez que viniste

Al encontrarte un muro inquebrantable?

Esa que, aunque nunca inicié contacto, cada vez que tú lo hiciste

En vez de reproches hubo una sonrisa amable

Hice como si nada hubiera pasado

Y te fuiste para no volver

Al darte cuenta de que me había inmunizado

Pero conseguí lo que quería

Comprobar que eres falso y cobarde

Y hacerte ver que tu jugada ha fracasado



 

La poesía no es lo mío y esto un ejercicio que me he puesto a mí misma por hacer algo nuevo y salir de la “Zona de confort”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s