La cuarta

— Nos encontramos ante la última víctima de un total de cuatro; esta vez mujer. Es curioso que, pese a haber aparecido desnuda, no muestra síntomas de agresión sexual.

— ¿Superior?

— ¿Sí, agente…?

— López, señor. Si la información de la que dispongo es correcta, lo cual no pongo en duda, el perfil de la víctima coincide en su totalidad con el de las otras tres: posición acomodada, soltera, entre 30 y 35 años e incluso fue vista por última vez en el mismo lugar que la segunda víctima.

— Así es.

— Y el asesino siguió con ella el mismo patrón de conducta, incluído el descuartizamiento justo después de que su víctima saliera de la ducha.

— Veo que ha hecho sus deberes, López. Ahora si no le importa…

— ¿Puedo preguntar por qué es “curioso” entonces que la víctima no fuera violada?

— Bueno, como ya he mencionado, en este caso la víctima no era un varón, sino una mujer.

— Cuyo perfil es similar al del resto de víctimas. Como también lo ha sido el modus operandi del asesino.

— ¿Dónde que ir a parar, agente?

— A ninguna parte, sólo me pareció “curioso” que un asesino en serie nos pudiera dar lecciones de igualdad.

Los “Me gusta” motivan, compartir ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me dejan saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que Wordpress te notifique en cuanto subo algo.

© 2017 Mel Köiv. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s