Brain Storm

Me apetece escribir y no se el qué. Relato desde luego no, últimamente no tengo la mente como para ello, lo cual me frustra, no tengo ni inspiración ni ganas, todo lo que escribo me parece igual, solo que en decadencia. Como que igual pero cada vez peor.
De hecho no me apetece escribir, como he dicho, más bien lo necesito.
Ahora mismo mi mente es un torbellino y necesito sacar todo eso de mi cabeza, ponerla en orden. Ni si quiera se por donde empezar…
Puede que, aunque lo tenga en segundo plano, una de las cosas que mas me frustran es justo eso, que mi escritura va en decadencia. Quiero retomarla y me quito las ganas yo sola pensando que me va a salir una nueva mierda o como mucho algo igual a algo anterior…
Quiero retomar mi libro pero solo pienso en que por unas cosas u otras de nuevo lo dejaré. Y echo de menos a la protagonista casi cada día. La echo de menos, en serio, la quiero, como a una persona real… ¿estoy enferma?
No quiero retomar esa historia hasta que me independice, la verdad. Porque se que saldrá mejor, porque mi cerebro estará más centrado al tener menos cosas en las que pensar. O aunque tenga las misma cantidad, al reordenar mis propias prioridades sin depender de prioridades ajenas…
Pero justo ese es otro tema que me tiene “plof“.
Estoy buscando alquiler y todos requieren nómina o aval.
Tengo trabajo pero no estoy contratada, y no tengo aval…
Vi mi sueño, a lo lejos, a través de una puerta, me acerqué y se cerró en mis narices… toca seguir buscando uno que no requiera nómina o encontrar a alguien dispuesto a contratarme.
Personas… Otro tema que anda en mi cabeza (quiero vaciarla por completo, todos los temas…) -se que abuso del punto suspensivos, imagina que estas hablando conmigo, eso representaría que me quedo pensativa a ver que decir o como decirlo, cuando escribo sin ser historias, cosas como esta, escribo tal cual pienso y al mismo ritmo-.

Las personas.
Dicen que comparar a las personas no esta nada bien, pero pff. Es difícil, ¿no? Cuando encuentras mil imbéciles y dos personas que merecen la pena es imposible no comparar y preguntarse si realmente son la misma especie.
Si después de cruzarme con especímenes cuya finalidad solo es dañar o follar (o ambas) me encuentro con una persona estupenda que me apoya, anima y ayuda es imposible no echar la vista atrás.
Gente que existió para hacer daño. O que se fue y volvió solo para comprobar si el daño causado persistía y, si no era así, tratar de volver a causarlo.
Gente mala, de esa que abunda.
Gente que no merece ser nombrada aquí y sin embargo ya es la segunda o tercera vez que aparece y que además se que me lee. Me la suda.
O gente que no quiere tu amistad si a cambio no recibe algo más, ¿perdona? No tengo que recompensarte por ser mi “amigo”. Amistad es lo que te ofrezco. Lo tomas o lo dejas. Y mi amistad vale mucho, ¿sabes? No sere la mejor, pero soy una persona fiel, sincera, empática y no se que más, pero cualidades de amiga, de muy buena amiga, las tengo. Por principios, por respeto, por todo, por nada, porque soy así y ya está.
Si mi amistad no te compensa sin recibir más, adiós y hasta nunca.

Cuando después de este panorama encuentras gente que merece la pena, comparas.

No se como acabar esta entrada, mi cabeza al menos está menos liada al haber plasmado casi todo lo que había en ella. Creo que voy a dejarlo aquí, no esta mal, empecé escribiendo frustrada y ahora mismo siento amor (aunque con algo de tristeza melancólica), amor del bello, del general, no amor romántico, amor puro.
Es lo bueno de escribir, me saca estas cosas, me hace sentir bien…

Buenas noches si es que has aguantado hasta el final del texto.
O buenas la hora que sea cuando leas esto.

Los “Me gusta” motivan, compartir ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me dejan saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que Wordpress te notifique en cuanto subo algo.

© 2015 Mel Köiv. Todos los derechos reservados.

Anuncios

3 comentarios sobre “Brain Storm

  1. Tres cosas:

    A estas alturas debería ser una perogrullada pero no está de más recordarlo: la inspiración llega con más facilidad si tienes la pluma en la mano.

    La traducción al lenguaje de la cruda realidad de “No quiero retomar esa historia hasta que…” es “No retomaré esa historia. Nunca” O lo que es peor, cuando la retome estará tan fría, me resultará tan ajena que no sabré por dónde empezar y si aun así empiezo el resultado no tendrá nada que ver con el proyecto original. Mi protagonista estará muerta y una impostora habrá ocupado su lugar.

    Escribe. Escribe. Escribe. Para ti. Para nadie más. Sobre lo que sea. Escribe sobre tu falta de ganas de escribir y luego bórralo todo sin piedad. Saca a tus demonios o quédatelos y dales un puto masaje pero escribe. Dale una patada en el culo a tu editora interna, enséñale el dedo corazón y escribe sin que te importe la calidad de lo que escribes. Escribe con errores tipográficos, gramaticales, sin puntuación y con faltas de ortografía. Pero escribe.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s