Un rincón que no te mereces

Ser escritora y no escribir sobre ti es un atentado contra mi naturaleza.
Así que voy a darte el gran gusto de engullir mi orgullo y hacerte saber que sí, aun recuerdo que existes.
Como cada persona que ocupa o ha ocupado alguna vez un lugar en mi corazón, vas a ocupar un lugar en mis letras.
Te ha llegado el turno y voy a inmortalizarte aunque no lo merezcas.
Quizá me inspiren esas promesas que se quedaron en la lista de tareas pendientes. Ese rotulador verde que te debo y solo tú y yo sabemos por qué. Si es que aún lo recuerdas. O aquella canción que un día me cantarías. Entonces no lo sabías, pero elegí esa canción porque me recordaba a ti… Bobadas, seguro que lo sabías.
O quizá esas palabras que me dedicaste una vez, parecidas a tantas otras, ¿las recuerdas? Yo sí, ¿como podría olvidarlo?:

“Este es el verdadero yo, mi versión buena, sin máscaras, y es la que quiero que veas cada día hasta que estemos viejos y cubiertos de canas”.

Evidentemente no te creí, pero mentiría si dijera que no me ilusioné aunque fuera un poco.

Al menos puedo darte las gracias por inspirarme, aunque ahora no seas más que un recuerdo y casi un secreto. Nadie conoce tu existencia ¿sabes?, eso que siempre estuvo ahí y nunca llegamos a ser. Es una de las pocas ventajas de perder constantemente a la gente, puedo pasar por alto lo que quiera de mi pasado, los que llegan no lo saben y los que lo saben se llevan el recuerdo.
¿Sabes lo mejor de ser escritora? La gente cuando me lee no sabe si escribo ficción o realidad, nadie imagina que hay de cierto en cada palabra.
A veces ni siquiera yo lo se, la vida se vuelve confusa cuando la ficción es tu realidad, porque la realidad se vuelve ficción.

Así que pronto tendrás un rincón aq… ¡Oh, espera!

11251880_402473976604082_1832314118716325285_n

Los “Me gusta” motivan, compartir ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me dejan saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que Wordpress te notifique en cuanto subo algo.

© 2015 Mel Köiv. Todos los derechos reservados.

Anuncios

2 comentarios sobre “Un rincón que no te mereces

  1. Todas las personas, tarde o temprano, se cruzan con los demonios que la sociedad crea, esos que no piensan antes de hablar y de actuar, que no son conscientes de las consecuencias de sus palabras y de sus actos. Pocos, muy pocos ángeles quedan ya para detener sus fechorías.

    Nota: no tenía ni idea de que tuvieras un talento como este. Te diría que no dejas de sorprenderme, pero por tus palabras observo que tu confianza esta tan deteriorada como mi cordura, así que mejor no diré nada.

    Salu2.

    Me gusta

    1. Soy una caja de sorpresas. Cualquiera lo es si te reencuentras con ella tras largo tiempo, ya que la gente cambia, crece… Al menos la mayoría.
      No me culpes a mi de mi falta de confianza.
      Y poder, puedes decir cuanto quieras, aunque si puedes hablarme por aquí, no debería serte una molestia hablarme de forma más privada.
      Me parece un poco contradictorio que te negaras a hablarme cuando lo intenté y ahora vengas aquí a decirme que te preocupas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s